viernes, 6 de agosto de 2010

MISOGINIA FEMENINA.



Vaya por delante que mi admiración por las mujeres es ilimitado,creo que el universo femenino es apasionante,pero sin embargo me desconcierta como un ser tan inteligente,se lo ha montado a lo largo de la historia de tal manera para putear bastante a su propio sexo.También tengo que decir que quitando mi abuelo,mi padre y algún que otro entrañable amigo,son mujeres mayoría en mi clasificación de personas a quien admiro y respeto.

Pero sin embargo han sido precisamente las féminas las que han perpetuado un determinado estado de cosas,en el cual el varón por el simple hecho de serlo estaba por encima de la hembra.

Hace tiempo ya comenté en este blog ,que la mayoría de los hombres han sido criados por mujeres,es decir que los primeros años de su vida,esos que son tan importantes para conformar su personalidad y establecer los cimientos de lo que luego en el futuro deben de ser principios básicos en su comportamiento,están presididos por la presencia,de una madre,una abuela o una tía,etc.Voy razonar mi opinión con varios ejemplos.

Normalmente han sido las madres,o las hermanas,las que cuando un hombre,de forma vil y miserable ha maltratado a su esposa,le pedían paciencia,en fin que al fin y al cabo,pues éso era su marido y tenía que aguantarlo con sus cosas buenas y sus cosas malas.También aquí se podría hablar,como ocurre lo contrario,es decir que mujeres han realizado denuncias contra sus maridos sin que mediase ningún maltrato ni físico ni psíquico,para obtener beneficios de tipo material (como pensiones alimenticias) o para conseguir la custodia de los hijos.

En el ámbito profesional,la mujer muchas veces también ha sido perjudicada por la actuación o la influencia de otras mujeres.Así por ejemplo,muchas veces como en el anterior caso eran las propias madres,las que desaconsejaban a sus hijas que trabajasen fuera de casa,porque la mujer sólo debía ser madre y esposa.Dentro del propio centro de trabajo,eran otras "compañeras" la que insinuaban a la propia mujer que debía ser "especialmente receptiva" a las insinuaciones de un jefe baboso,incluso en este caso,también se da la circunstancia de la mujer que usa sus "encantos" de forma fría y consciente para embelesar al "susodicho" jefe baboso y escalar profesionalmente,incluso puede darse el hecho de que debido a ésto,otras mujeres,aptas,preparadas y eficientes,no prosperen en su trabajo,por tener la dignidad suficiente como para no caer en semejante bajeza.

En el aspecto afectivo o más personal,creo que las mujeres aún son más implacables entre ellas que en ningún otro terreno.Nosotros,los hombres,y no tengo ningún sentimiento corporativo en lo referente al sexo al que pertenezco,cuando discutimos o rompemos la amistad con un amigo,ahí se acaba y generalmente (por supuesto que siempre hay excepciones),no maniobramos en la sombra para joder a la persona con quien mantuvimos una amistad mas o menos intensa.Por supuesto si nos deja una chica y se va con otro,y más si es un amigo,nos jode enormemente,y en el peor de los casos se puede llegar a la agresión física,como ha ocurrido últimamente,pero digamos que esta reacción,no es sibilina ni torticera,por supuesto que es brutal y despiadada,y desde luego digna de la mayor de las condenas.Pero en el caso de las mujeres,como seres enormemente inteligentes que son,pueden intentar robarles el novio a la amiga e incluso encizañar ante éste la personalidad de la otra para beneficiarse ellas.También otra circunstancia que se da,a diferencia que en el caso de los hombres,es que cuando dos mujeres rompen su amistad,ambas pueden llegar a ser implacables entre sí buscando a la menor oportunidad la revancha de la forma que sea y cuando sea,digamos que esperan en la puerta a ver pasar el cadáver de su enemigo,eso se llama perseverancia,virtud o defecto,según el caso,que no tenemos los hombres.

Y por último quisiera referirme a una circunstancia,también bastante habitual con protagonismo femenino,y es por ejemplo cuando una pareja o matrimonio se rompe,porque el hombre ha conocido a otra mujer,siempre se culpabiliza a ésta por parte de otras mujeres (madre,ex-esposa,etc) de dicha ruptura,aunque el marido o compañero en cuestión sea un auténtico cabronazo que hacía la vida imposible a su ex-pareja,poniéndole los cuernos con otras o pegándola.En fin indudablemente,la mujer a lo largo de la historia ha sido muy maltratada,especialmente por la propia mujer.


4 comentarios:

Anónimo dijo...

De las cosas que es capaz de hace una mujer contra las de su género no tengo duda alguna.

Durante siglos el único poder que obteníamos estaba en la sombra y se obtenía manipulando hombres que eran quienes lo ostentaban. (no te engañes hoy también)
Manipulas y controlas hijos maridos; solo se ejerce ese poder en tu casa esa es tu esfera... más allá mueves hilos.

El mundo cambia, y las esferas de poder a las que nos acercamos también unas mujeres con más éxito que otras.
Perdemos el control de la familia del marido y los hijos; y en el ámbito laboral no hemos alcanzado el poder ni la igualdad nos movemos entre dos aguas algunas están en el "antiguo régimen" y otras en el "nuevo...

Una mujer que no sabe conseguir las cosas por si misma consigue un hombre que las obtenga para ella sabe que la vida es una guerra y el día a día son batallas por eso no castigamos a los hombres que se portan mal con sus esposas y novias (eso para la sociedad), no a ellos sino a ellas a las que rompen las reglas de no tocar los maridos de las demás porque tal vez sean las esposas las que no están preparadas para enfrentarse al mundo.

Es la primera vez que comento y no he pedido permiso

EL FRANCOTIRADOR dijo...

Cuando se opina con corrección,no hace falta permiso.Se agradece tú opinión.

Candela dijo...

Anonimo, yo creo que actualmente están más castigados los hombres. Toda esa porquería de cuoteras y de igualdá ha conseguido que las mujeres más indefensas sigan siendo pisoteadas por los hombres y que muchos hombres normales hayan perdido derechos.
Una mujer con independencia económica no necesita, ni a las cuoteras, ni a un hombre para que la mantenga.
Una mujer debe saber donde están las auténticas batallas y debe saber librarlas.
Yo creo que no somos tan diferentes, manipulamos igualmente que ellos, recuerda esa antigua película "La costilla de Adán", y si no l has visto bájatela de internet, te reiras un rato y verás que solo hay una diferencia fundamental...¡vive la diference!.
Buen tema francotirador.

EL FRANCOTIRADOR dijo...

CANDELA:

Gracias.