miércoles, 4 de mayo de 2016

EL HBPLE Y LOS LÍMITES.



 

Querido S:

Como Vuecencia, estoy seguro conoce, el Príncipe insigne gato, calvinista mesetario de pro, y persona de letras a mitad de camino entre la entrañable brillantez del Maestro Paco Umbral y la brillante entreñabilidad del también Maestro Santiago Amón, opina, con toda la razón del mundo, que este blog, es la exaltación máxima del onanismo espiritual que preside los inescrutables designios del desequilibrado que esta escribiendo estas lineas.

Su Alteza, no hace más que decirme que el contenido de esta humilde bitacora no interesa a nadie, que el “perpetrador” pega saltos mortales, no se sabe por qué, ni para qué, y que no llevan a ninguna parte, en otras palabras que se repite como la sopa.

Y la verdad Sire, os tengo que decir que tiene toda la razón del mundo, pero sin embargo voy a persistir en el error, la razón, así a bote pronto sería, como dijo el también Maestro Fernando Vizcaino Casas, como os decía la causa de esa persistencia en el fallo, sería “sexual”, es decir porque me sale de los cojones, pero sin embargo, junto a este sesudo argumento, habría otro, sería el de tensar la cuerda de este cuaderno de bitacora, conseguir que cualquier incauto que por casualidad paseando por la blogosfera entrase en esta taberna hortera y cursi, saliera huyendo despavorido.

Es decir encontrar la piedra filosofal, para conseguir de una vez por todas que no entrase en este blog nadie, que ninguno perturbase la paz de este camposanto, que nadie lea estas lineas, porque no me hace falta que las lean ni que las entiendan.

Llegar a los límites, como dice el Maestro Viejo Lobo, otro de los duros críticos, por supuesto con razón, de este blog. Por ello no hago más que seguir, tal vez torpemente, los designios del Maestro, forzar y como buen ateo con minusvalias, predico con el ejemplo. Por ello voy a hacer mención a cierto sueño, minusvalía sentimental, rancio deseo no satisfecho por el susodicho heteronímico, y que ansía realizar, por el simple despecho de gallo herido.

Vuecencia sabe de la cursilería profesional del susodicho, y también del eclepticismo intelectual, bueno más bien de su inexistencia, de la parte intelectual, claro, aunque tampoco os podría asegurar que el susodicho supiera el significado del término “eclepticismo”, en fin Sire, a lo que íbamos, este sujeto se refiere a ese espacio onírico como HBPLE. Así que Sire, reparad en lo siguiente, creo modestamente que por fin he alcanzado el culmen de la incomprensión, desde aquí pido disculpas al Maestro Josep Pla porque el defendía que el escritor ha de ser inteligible. Aquí tengo que decir que no puedo seguir los acertados consejos del Maestro, porque Sire, yo no soy escritor, mi sueño siempre fue ser un bufón de las Letras, pero no tengo ni la brillantez ni la grandeza para ello.

Así pues Sire, soy lo que siempre soñé, pero nunca asumí, ininteligible, no quiero ser entendido ni comprendido, pido disculpas al Príncipe, al Señor Aspirante, al Viejo Lobo y a todas sus reencarnaciones, pasadas, presentes o futuras. Por ello si consigo que ninguno sepa lo que significa HBPLE, habré conseguido mi objetivo, es decir que este blog no sea entendido por nadie y que no le interese ni a Dios Nuestro Señor.

Seguimos sobreviviendo.

Seguid con Salud. Saludos E.


lunes, 2 de mayo de 2016

EL METALENGUAJE.

Querido S:

Vuecencia, como persona instruida, ya sabe lo que decía George Bernard Shaw “un imbécil con cultura es un perfecto imbécil”, es decir que si se es un imbécil sin cultura no se un un imbécil en su totalidad, no es perfecto. Llegado a este punto os tengo que manifestar que como buen géminis, es decir con doble personalidad, siento a la vez alegría y tristeza. Alegría porque aún no soy totalmente un imbécil, pero por otro lado también me siento triste y desasosegado, porque ni siquiera en mi imbecilidad he alcanzado la perfección.

A pesar de todo ello, como persona de natural optimista, me anima el encontrarme diariamente con imbéciles, que a pesar de ser unos iletrados, y ademas presumir de ellos, con franqueza no creo que tengan que envidiar nada a un imbécil perfecto.

Por ello os quería contar ciertas cuitas producidas por ese tipo de imbécil, como estoy seguro que sabéis nuestro susodicho Tulio, se maneja un metalenguaje, con el que intenta dar un poco de empaque a sus desventuras amorosas con las damas. En fin sórdidas y patéticas historias de alcoba inacabadas o simplemente sin empezar y con visos de no hacerlo nunca.

El caso es el personajillo en cuestión, acaba de inventar unos nuevos “palabros” o términos para referirse a sus “damas”, una es la “Princesa buena” y la otra la “Princesa mala”, observad el metalenguaje que se gasta este descerebrado, pero lo más curioso es que tiene éxito en estos sórdidos cenáculos que frecuenta. Este cincuentón, en franca retirada en bastantes cosas de la vida, pobre diablo, anacoreta fracasado de la existencia, bardo sin talento, payasillo de feria, es feliz en ese su pequeño mundo, donde simplemente trata de seguir bailando movimiendo de forma torpe sus pies, porque sabe que si deja de hacerlo estará muerto.

En fin el Señor Aspirante tiene razón, este sujeto es tan inmaduro que no es capaz de entablar una relación sería y normal con ninguna señorita,que siguiera su cauce natural, y desde luego no sirve de excusa su terror al compromiso.

Seguimos sobreviviendo.
Seguid con salud. Saludos. E.


martes, 8 de marzo de 2016

MOMENTO ESCOLÁSTICO.

Querido S:

Como Vuecencia sabe siempre digo que soy un escolástico, además de valencianista y ateo, y por este orden, bueno todo ello englobado dentro de la palabra español. Tengo muy presente en el pensamiento esa unión, esa némesis, pero al mismo tiempo separación, como símbolo de lo que es este Mundo, y por ende las personas, entre lo espiritual y lo físico. Lo reconozco es algo que me obsesiona.

El Príncipe une ambas cosas, y la verdad es que no se que predomina en él, pero puede que represente esa unión, hay momentos en que parece un Quijote, y otros Sancho Panza, pero sin embargo sabe coger ambas cosas, sacando lo mejor de ellas y tal vez llegando, a mi modesto parecer a eso que se llama “alta vida”, aquello que Santa Teresa quería alcanzar y por lo que moría.

Sin embargo yo, puede sentir eso, pero sin poderlo apreciar y además, y eso es lo peor de forma momentánea, es lo único bueno, yo no tendría la suficiencia prestancia de alma para asumirlo. Por eso cuando mi heterónimo me dice que estando enfrascado en cuitas informáticas rodeado de cables, confuso por no saber exactamente la colocación del aparataje de forma adecuada, aparece la amada, como os digo, este heterónimo, se deja llevar por la pasión, o tal vez el amor, o simplemente el deseo, no os podría decir exactamente la sensación que le invade, él os diría que esto último. Y por una vez no estaría mintiendo ni fabulando, os lo aseguro.

El Príncipe persona prosaica, cuando hay que serlo, es posible que no estaría de acuerdo, como persona de una estabilidad volatil, pero al mismo tiempo firme, que sabe estar a lo que toca. Os pongo un ejemplo, recuerdo en cierta ocasión que yo, como ferviente admirador de su sapiencia, loaba cual bardo baboso, sus infinitivos conocimientos, ante lo cual el corto por lo sano y dijo, que no era más que “que una mierda pinchada en un palo con la bandera de Robert Jhonson y la del Real Madrid”, ante lo cual una mente primitiva y asilvestrada como la mía, entro en barrena y dije lo primero que me pasaba por la cabeza, como hago siempre, “pues yo”, respondí altanero y entusiasmado, “con la bandera de España y del Valencia”, y aquí sentencio, enseñó, y sentó cátedra el Maestro, esta vez sí, con voz solemne, “yo nunca pondría la bandera de España al lado de una mierda”.

Observad Sire, la grandeza, la brillantez, la prestancia de la contestación, pasando como los gnósticos, a hacer prevalecer la parte espiritual, en este caso la bandera de España como símbolo de la Patria, frente a la parte material, en este caso, el excremento, desecho, detritus, en fabla de cristiano viejo, “mierda”, enfatizo la expresión no con mayúsculas sino con comillas.

Vuecencia lo sabe la historia de la Humanidad y su gran tragedia, es el choque , entre lo real y lo irreal, el delicado encaje entre esos dos mundos, es posible, permitidme el atrevimiento de decir aquí mi opinión al respecto, que uno no sea mejor que el otro sino simplemente distintos, la adecuada conjunción de ambos repercutirá en la felicidad de cada uno si consigue dicho propósito. El Maestro me dice frecuentemente, que la fricción de ambas dimensiones puede ser catastrófica, yo pienso que el Príncipe ha conseguido esa fusión, ese maridaje tan complicado, por ello conocedor de su dificultad sabe que no todos pueden conseguirlo. Por ello, posiblemente SAR, es tan sabio.

Seguimos sobreviviendo.


Seguid con saludo. Saludos E.



sábado, 5 de marzo de 2016

EL GILORIO.



Querido S:

         Como Vuecencia sabe, el Maestro Boadella dice que el teatro es un oficio de putas, cabrones y maricones, pero en el que las putas hacen de Virgen, los cabrones de héroes y los maricones hacen el papel de don Juan.

         Sin embargo paseando por Valencia en estas vísperas de Fallas, todo es lo que parece, es decir las putas putas son, los cabrones son cabrones y los maricones también. Ese hedor pestilente que emana esta ciudad, se nota más que durante el resto del año.

         Patética urbe donde pijerio y cutrerio van juntos, la chusma se ve al natural, cual son, caraduras, mediocres, fracasados, grises, sectarios, intolerantes, con ausencia de civismo y sobre todo incultos, de una incultura superlativa, disfrazada de falsa erudición. Pero a pesar de todo ello uno tiene la suerte de que el Viejo Lobo le ilumine con sus infinitos conocimientos, y con un manejo magistral de los tiempos, al contrario que el malvado Rajoy.

         Me siento honrado de mis heterónimos, tal vez los menos interesantes porque son frutos de nuestros desquiciados pensamientos, pero sobre todo de mis amigos. Uno comparte confidencias y problemas de los cercanos, como es el caso del susodicho, sin embargo por ejemplo hace unas pocas jornadas, se encontraba el susodicho relatando sórdidos pseudosainetes sentimentales propios de este patético personaje, y que él llama pomposamente “Historias de amor” con esa voz de ridículo engolamiento, cuando el Viejo Lobo, alzó la mano y habló del “gilorio”, palabro, vocablo o como se quiera llamar, que yo desconocía.

         Inquirí al Maestro para que me explicase el significado de dicha expresión y la verdad es que su contestación fue brillante, exhaustiva, en la que mezcló Épica y  Lírica, lo divino y lo humano, lo espiritual y lo físico, a modo de brillante escolástico, aunque él se diga simplemente madridista, y además por el mismo precio, me informo de que Jese tenía un grupo musical, circunstancia esta última que ya  he confirmado. El caso Sire es que no se lo que me dijo, lo que si que me quedo claro es que un “gilorio” sería un gilipollas a medio hacer. Es decir con una gilipollez, elaborada, de forma brillante para que sea de una torpeza plumbea, os pongo un ejemplo, de quien se podría catalogar como tal, el otro día oía una conversación en un bar, a la que no prestaba atención excesiva, tenga en cuenta Vuecencia que me había quedado prendado de una hermosa señora, por supuesto acompañada de su augusto cónyuge, para no correr el riesgo de que estuviera sola y cayera ante mis encantos. En fin como os contaba Sire, había un gilorio que decía que había leído el segundo libro de Sócrates, teniendo en cuenta que el Maestro nunca escribió nada y que sus conocimientos nos han llegado hasta nuestros días gracias a los testimonios de discípulos suyos como Platón o Jenofonte, es difícil que este gilorio hubiera leído ni el primero, ni el segundo de sus libros.

         En fin Sire, como persona docta, os habreís dado cuenta que España es un país de gilorios, es decir gilipollas sin acabar, porque no nos engañemos, el Mundo y especialmente Europa están llenos de gilipollas pata negra, terminados, dispuestos a jodernos a todos, o como diría un gnóstico, serían personas que pervierten el normal desarrollo del espíritu y han conseguido la prevalencia de lo material, lo cual supone el triunfo del mal sobre el bien. Así que España esta así por culpa de los gilorios. El Viejo Lobo de nuevo ha contribuido a aumentar mi escaso acerbo, yo pienso sinceramente que más que otra cosa, nulo. Solamente puedo añadir, en relación con la doctrina gilorista que a pesar de mi pesimismo noventayochista, vi como por una vez en esta puta España se hacia justicia al conceder el Goya de Honor a don Mariano Ozores, en fin no hay que desesperar.

         Seguimos sobreviviendo.

         Seguid con salud. Saludos E.


viernes, 12 de febrero de 2016

EL PALO.

Querido S:

Como Vuecencia sabe, hace unos pocos días la chusma local ha salido en pseoudoprocesión laíca o manifa de saldo, para demostrar que no tienen nada ver con los corruptos elegidos por ellos mismos, en fin patética camada de mediocres llenos de complejos y que se sabe en el fondo culpable de haber aupado con su pezuña al poder a tanto ladrón.

Yo en cambio aunque reconozco que este blog es una auténtica bazofia y me se responsable del mismo, no siento ningún remordimiento ni complejo, entre otras múltiples razones porque no tengo talento para escribir, porque si lo tuviera como el Maestro Umbral o el Maestro Viejo Lobo, podría hablar de los sentimientos, de los miedos, de las preocupaciones de otros, sin embargo sólo puedo hablar de mis cuitas no de las ajenas.

El Viejo Lobo, con su enorme sabiduría, ha criticado, con toda la razón del mundo este mediocre cuaderno de Bitacora que con tanta torpeza perpetro cada vez que me siento al teclado. Mi amigo, aún así, ha tenido una enorme generosidad hacia mi persona a la hora de poner de manifiesto las carencias de este blog.

Con sinceridad, estaba preocupado porque el Viejo Lobo no me daba caña, y eso que cada post buscaba precisamente eso. Pero bueno al final lo ha hecho. Me encantaría, como he dicho antes, escribir como el Maestro, aunque se gasta esa fabla de jerga gatuna, que en bastantes ocasiones me resulta inescrutable, así como mi incapacidad para asumir el torrente de conocimientos que despliega con pudoroso exhibicionismo en cada uno de nuestros encuentros. El Viejo Lobo, realiza una brillante fabulación recreada de la realidad, de tal forma, que puede empezar una charla contándome las excelencias de un tipo de destornillador que le ha tocado en un sorteo y que se dispone a recoger en una entidad bancaria, y terminar ese mismo relato hablándome de Ernest Hemingway, sin saber, por mi parte, como se ha llegado ahí. Tal vez el Viejo Lobo que se maneja como nadie en el fino alambre de la vida, puede distinguirse sin pretenderlo, con una egolatría, bastante inferior a la mía, pero mucho más decente precisamente porque huye de ella. En todo caso este post, no es más que la muestra de una sana envidia por mi parte, hacia el Viejo Lobo, porque como el Príncipe, este fin de semana de San Valentin, lo celebraran con sus Princesas, al contrario que tantos susodichos e interfectos, que patéticamente pululan por ahí.

Seguimos sobreviviendo.


Seguid con Salud. Saludos. E.



miércoles, 10 de febrero de 2016

GARBANCITOS Y OTROS ANIMALES.

Querido S:

Como Vuecencia sabe, nos encontramos en plenas negociaciones para que por fin esta harka, panda, partida o piara de sujetos y sujetas, denominados españoles, tengan por fin alguien que malgobierne, como siempre, nuestra amada Patria. La chusma con su característico espíritu nacional, es decir, acudir en auxilio del vencedor y hacer leña del árbol caído, pide la cabeza de Rita y de todo el PP valenciano, bueno de todo el español, cuando ellos han sido cómplices de su corrupción, han mirado hacia otro lado cuando los peperos robaban, malversaban, destrozaban los servicios públicos, pero Sire, no han sido los únicos, los catalanes, aún peor, siguen considerando al ladron de Pujol y toda su camada, como un “patriota ejemplar”, que tan solo ha estado robando durante más de 30 años, mientras tanto en esa parte del solar patrio los recortes aún han sido peores, sin embargo eso no es importante para esos “intrépidos periodistas”, previo paso por caja, que cada día dan lecciones de ética desde alguna de las muchas telebasuras. Podriamos seguir Sire, los andaluces y sus ERES de los que comían muchas familias, los infames vascos que callaban mientras la ETA asesinaba. ¡Coño, Sire!, malvados españoles, se lo tienen merecido.

Pero sin embargo no podemos arreglar todo este estado de cosas, cuando lo más inmediato, lo más cercano, puede que lo más simple, lo que nos afecta más directamente no somos capaces de enderezarlo. Tenemos que volver a hablar de ese interfecto maldito, sectario, resentido, fanático, que como todos los tontos, siempre habla del mismo tema, porque no tiene otro, Sus “amores”, por favor Sire, no puedo evitar la carcajada, ni siquiera puedo tener una elegante sonrisa ante la visión de este dislate. El interfecto, ese inmaduro cincuentón que nos ha tocado soportar, que se ve postergado ante sus amadas, en un caso por un pobre hombre que tan solo tuvo un momento de debilidad, y seamos generosos, vamos a disculparlo y más en estos momentos de zozobra en lo referente a su salud.

Sin embargo la susodicha, esa “dama” que nuestro ilustre descerebrado en pleno climax de desvarío, define como su “amada”, presta sus oídos necios, a garbanzitos, gentucilla sin oficio ni beneficio moral, que no material, auténticos fracasados de la vida, seres grises, que no saben ni siquiera ganar, inseguros, que reparad Sire en su simpleza, tienen celos de “nuestro susodicho”, porque lo ven como rival, sí reíros, el “interfecto” es un “seductor nato”, con su cartel de “disponible” como dice mi amado Viejo Lobo.

Manada de mediocres, intérpretes de un sainete abufonado, pero sin tener, ni de lejos, el talento del Maestro Boadella.

Amado Maestro Boadella, os admiro por vuestro enorme talento, por vuestra valentía luchando contra el poderoso, pero sin embargo por lo que de verdad os admiro es por vuestro amor a vuestra Amada, Dolors, Felicidades a vos, y esta mismas palabras las repetiría para hablar del Príncipe, simplemente pondría la palabra Princesa.

Asi es Sire, lloramos por Amor, pero sobre todo por la pérdida de nuestros queridos padres, a veces pienso, que ellos me cuidan desde el otro lado, y por eso quiero creer que me quieren porque fui un buen hijo, pero pienso que lo que fui es una persona afortunada por tener unos buenos padres.

Continuamos sobreviviendo.

Seguid con salud. Saludos. E.




              


miércoles, 27 de enero de 2016

EL HOMENAJE.

Querido S:

Como Vuecencia sabe, los políticos españoles, dignos de representantes de la chusma que los eligió, andan estos días enfrascados en ponerse de acuerdo para tocar poder y repartirse prebendas, personalmente pienso que al final tendremos un gobierno de lo más plural compuesto por la escoria nacionalista, valga la redundancia, de extrema derecha como PNV y la antigua Convergencia, la también cochambrosa extrema izquierda nacionalista de ERC, Mareas, Compromis y no se que más de Cataluña y por supuesto la izquierda radical española, es decir PSOE y Podemos, unidos por los lazos típicos que une a cualquier español que se precie, el odio al adversario, considerando adversario al que opina de forma diferente, especialmente a quien estos bobos identifican como tal, el PP, cuando todos sabemos que estos no son más que una izquierda moderada que intenta aprender de la izquierda cochambrosa, en lo que se refiere a gobernar mal y robar, pero la chusma puede estar tranquila aún no llegan a ese nivel de indignidad.

Por eso en estos momentos quiero seguir oyendo las brillantes enseñanzas del Viejo Lobo, sátrapa de la amistad verdadera y con quien un simple almuerzo supone una auténtica lección de vida.
Me decía mi amigo, que las mujeres son más prácticas que los hombres y que no pierden la visión de la realidad con tanta facilidad como los varones. Ellas siempre esconden su jugada, mientras nosotros nos entregamos a “sus amorosos brazos” , siendo desarmados de forma inmediata ante la hermosa visión de la amada, ellas, en silencio, con premeditación, astucia y demás artes, hacen camino, nos superan, dejando al hombre solo, en algunos casos, afortunadamente pocos, ante la infelicidad. Así es Sire, tiran más dos tetas que dos carretas, que diría el Clásico.El Maestro utilizó como ejemplo de ello cierta sórdida historia amorosa protagonizada hace muchos años por una hermosa joven, y un patético mancebo, proyecto en esa época, de empleado público, el caso es que el relato, fábula (yo dudo de su autenticidad), no acabo bien para el tierno infante, pero se lo tenía merecido.

Por eso siento lástima por nuestro susodicho, inmerso en el duro embate del amor con dos susodichas protagonistas de dos delirantes relatos personales que como estrambote final explotan a modo de traca, decadente y mediterránea, como no podía ser menos, en un sainete pergeñado por la mente enfermiza de nuestro susodicho, llegando a momentos de pulsión sentimental y sexual que suponen un auténtico desparrame emocional para nuestro héroe. Aunque me barrunto que al susodicho lo que le gustaría ser es simpático villano.

Pero ved Sire, la sinrazón de todo esto, el interfecto siente desesperantes celos de la amada no correspondida, pero sin embargo la amada correspondida, que se entrega a él sin tapujos, no despierta los mismos sentimientos. Escuchad Sire, en algunos momentos de auténtico desquiciamiento mi enfermiza mente, fabula o recrea una realidad, aquí utilizo el fableo del Maestro Viejo Lobo, como os decía imagino que las dos damas, de forma accidental acceden al contenido de este descerebrado blog, en el que queda al descubierto toda la farsa, efectivamente farsa, con argumento de opera bufa, aunque pueda tener consecuencia trágicas para el susodicho.

Ved al patético personajillo, siendo generosos en la adjetivación del mismo, como siente celos de que a “su dama” manipuladora, egoísta, lejana la rodeen garbancillos impresentables, o más bien representantes de una triste sociedad, como es la española, rebosante de patéticos fracasados, que en el inicio del gris invierno de su vida, intentan conseguir que alguna despistada les haga caso. El patético susodicho lo es más que esta chusma no porque lo sea, que no lo es, sino porque en el fondo él piensa que lo es.

Y sin embargo la otra dama, generosa dentro de su secreto egoismo, bebe los vientos por el susodicho incluso en los trances más duros, como son los que ha pasado recientemente. Así es Sire, el susodicho ya no puede decir aquello, de que le gustaría conocer a una hermosa dama que lo quisiera más a él que él a ella, que quiera sus gracias, como hace la bella Dolors con el Maestro Boadella. Pues sire, el susodicho lo tiene y no lo valora. ¡Redios!, si tuviera una buena fusta la romperia en la espalda o en las partes pudientes de ese descerebrado. Como Vuecencia puede ver, es normal que España se vaya por el sumidero de la Historia con gentuza como el susodicho que a pesar de ser más que la chusma que lo rodea, no deja de ser un pobre infeliz asustado, digno ejemplo del vulgo que puebla nuestra Patria.

En todo caso si que hay algo cierto, y es el llanto de nuestra alma y corazón por la ausencia de los padres fallecidos, es posible que todas nuestras cuitas sean precisamente por ello, en todo caso espero que me sigáis soportando por los siglos de los siglos.

Seguid con Salud.


Saludos. E.