miércoles, 10 de febrero de 2016

LOS GARBANCITOS.

Querido S:

Como Vuecencia sabe, nos encontramos en plenas negociaciones para que por fin esta harka, panda, partida o piara de sujetos y sujetas, denominados españoles, tengan por fin alguien que malgobierne, como siempre, nuestra amada Patria. La chusma con su característico espíritu nacional, es decir, acudir en auxilio del vencedor y hacer leña del árbol caído, pide la cabeza de Rita y de todo el PP valenciano, bueno de todo el español, cuando ellos han sido cómplices de su corrupción, han mirado hacia otro lado cuando los peperos robaban, malversaban, destrozaban los servicios públicos, pero Sire, no han sido los únicos, los catalanes, aún peor, siguen considerando al ladron de Pujol y toda su camada, como un “patriota ejemplar”, que tan solo ha estado robando durante más de 30 años, mientras tanto en esa parte del solar patrio los recortes aún han sido peores, sin embargo eso no es importante para esos “intrépidos periodistas”, previo paso por caja, que cada día dan lecciones de ética desde alguna de las muchas telebasuras. Podriamos seguir Sire, los andaluces y sus ERES de los que comían muchas familias, los infames vascos que callaban mientras la ETA asesinaba. ¡Coño, Sire!, malvados españoles, se lo tienen merecido.

Pero sin embargo no podemos arreglar todo este estado de cosas, cuando lo más inmediato, lo más cercano, puede que lo más simple, lo que nos afecta más directamente no somos capaces de enderezarlo. Tenemos que volver a hablar de ese interfecto maldito, sectario, resentido, fanático, que como todos los tontos, siempre habla del mismo tema, porque no tiene otro, Sus “amores”, por favor Sire, no puedo evitar la carcajada, ni siquiera puedo tener una elegante sonrisa ante la visión de este dislate. El interfecto, ese inmaduro cincuentón que nos ha tocado soportar, que se ve postergado ante sus amadas, en un caso por un pobre hombre que tan solo tuvo un momento de debilidad, y seamos generosos, vamos a disculparlo y más en estos momentos de zozobra en lo referente a su salud.

Sin embargo la susodicha, esa “dama” que nuestro ilustre descerebrado en pleno climax de desvarío, define como su “amada”, presta sus oídos necios, a garbanzitos, gentucilla sin oficio ni beneficio moral, que no material, auténticos fracasados de la vida, seres grises, que no saben ni siquiera ganar, inseguros, que reparad Sire en su simpleza, tienen celos de “nuestro susodicho”, porque lo ven como rival, sí reíros, el “interfecto” es un “seductor nato”, con su cartel de “disponible” como dice mi amado Viejo Lobo.

Manada de mediocres, intérpretes de una sainete abufonado, pero sin tener, ni de lejos, el talento del Maestro Boadella.

Amado Maestro Boadella, os admiro por vuestro enorme talento, por vuestra valentía luchando contra el poderoso, pero sin embargo por lo que de verdad os admiro es por vuestro amor a vuestra Amada, Dolors, Felicidades a vos, y esta mismas palabras las repetiría para hablar del Príncipe, simplemente pondría la palabra Princesa.

Asi es Sire, lloramos por Amor, pero sobre todo por la pérdida de nuestros queridos padres, a veces pienso, que ellos me cuidan desde el otro lado, y por eso quiero creer que me quieren porque fui un buen hijo, pero pienso que lo que fui es una persona afortunada por tener unos buenos padres.

Continuamos sobreviviendo.

Seguid con salud. Saludos. E.




              


miércoles, 27 de enero de 2016

EL HOMENAJE.

Querido S:

Como Vuecencia sabe, los políticos españoles, dignos de representantes de la chusma que los eligió, andan estos días enfrascados en ponerse de acuerdo para tocar poder y repartirse prebendas, personalmente pienso que al final tendremos un gobierno de lo más plural compuesto por la escoria nacionalista, valga la redundancia, de extrema derecha como PNV y la antigua Convergencia, la también cochambrosa extrema izquierda nacionalista de ERC, Mareas, Compromis y no se que más de Cataluña y por supuesto la izquierda radical española, es decir PSOE y Podemos, unidos por los lazos típicos que une a cualquier español que se precie, el odio al adversario, considerando adversario al que opina de forma diferente, especialmente a quien estos bobos identifican como tal, el PP, cuando todos sabemos que estos no son más que una izquierda moderada que intenta aprender de la izquierda cochambrosa, en lo que se refiere a gobernar mal y robar, pero la chusma puede estar tranquila aún no llegan a ese nivel de indignidad.

Por eso en estos momentos quiero seguir oyendo las brillantes enseñanzas del Viejo Lobo, sátrapa de la amistad verdadera y con quien un simple almuerzo supone una auténtica lección de vida.
Me decía mi amigo, que las mujeres son más prácticas que los hombres y que no pierden la visión de la realidad con tanta facilidad como los varones. Ellas siempre esconden su jugada, mientras nosotros nos entregamos a “sus amorosos brazos” , siendo desarmados de forma inmediata ante la hermosa visión de la amada, ellas, en silencio, con premeditación, astucia y demás artes, hacen camino, nos superan, dejando al hombre solo, en algunos casos, afortunadamente pocos, ante la infelicidad. Así es Sire, tiran más dos tetas que dos carretas, que diría el Clásico.El Maestro utilizó como ejemplo de ello cierta sórdida historia amorosa protagonizada hace muchos años por una hermosa joven, y un patético mancebo, proyecto en esa época, de empleado público, el caso es que el relato, fábula (yo dudo de su autenticidad), no acabo bien para el tierno infante, pero se lo tenía merecido.

Por eso siento lástima por nuestro susodicho, inmerso en el duro embate del amor con dos susodichas protagonistas de dos delirantes relatos personales que como estrambote final explotan a modo de traca, decadente y mediterránea, como no podía ser menos, en un sainete pergeñado por la mente enfermiza de nuestro susodicho, llegando a momentos de pulsión sentimental y sexual que suponen un auténtico desparrame emocional para nuestro héroe. Aunque me barrunto que al susodicho lo que le gustaría ser es simpático villano.

Pero ved Sire, la sinrazón de todo esto, el interfecto siente desesperantes celos de la amada no correspondida, pero sin embargo la amada correspondida, que se entrega a él sin tapujos, no despierta los mismos sentimientos. Escuchad Sire, en algunos momentos de auténtico desquiciamiento mi enfermiza mente, fabula o recrea una realidad, aquí utilizo el fableo del Maestro Viejo Lobo, como os decía imagino que las dos damas, de forma accidental acceden al contenido de este descerebrado blog, en el que queda al descubierto toda la farsa, efectivamente farsa, con argumento de opera bufa, aunque pueda tener consecuencia trágicas para el susodicho.

Ved al patético personajillo, siendo generosos en la adjetivación del mismo, como siente celos de que a “su dama” manipuladora, egoísta, lejana la rodeen garbancillos impresentables, o más bien representantes de una triste sociedad, como es la española, rebosante de patéticos fracasados, que en el inicio del gris invierno de su vida, intentan conseguir que alguna despistada les haga caso. El patético susodicho lo es más que esta chusma no porque lo sea, que no lo es, sino porque en el fondo él piensa que lo es.

Y sin embargo la otra dama, generosa dentro de su secreto egoismo, bebe los vientos por el susodicho incluso en los trances más duros, como son los que ha pasado recientemente. Así es Sire, el susodicho ya no puede decir aquello, de que le gustaría conocer a una hermosa dama que lo quisiera más a él que él a ella, que quiera sus gracias, como hace la bella Dolors con el Maestro Boadella. Pues sire, el susodicho lo tiene y no lo valora. ¡Redios!, si tuviera una buena fusta la romperia en la espalda o en las partes pudientes de ese descerebrado. Como Vuecencia puede ver, es normal que España se vaya por el sumidero de la Historia con gentuza como el susodicho que a pesar de ser más que la chusma que lo rodea, no deja de ser un pobre infeliz asustado, digno ejemplo del vulgo que puebla nuestra Patria.

En todo caso si que hay algo cierto, y es el llanto de nuestra alma y corazón por la ausencia de los padres fallecidos, es posible que todas nuestras cuitas sean precisamente por ello, en todo caso espero que me sigáis soportando por los siglos de los siglos.

Seguid con Salud.


Saludos. E.




                                     

sábado, 2 de enero de 2016

LA CONFERENCIA.

Querido S:


En primer lugar permitidme desearos un feliz año nuevo. Como bien sabéis después de las elecciones defecadas hace poco, nuestra Patria ha caído en un precipicio, las fuerzas ultraizquierdistas lo controlan todo, las derechas y centros maricomplejines no parecen dispuestas a defender la integridad de España. En fin Sire, os supongo, como yo, preocupado, porque el resultado del pezuñero voto de la chusma española no ha podido ser peor, dando protagonismo a fuerzas como Podemos, ERC, Bildu, que no solo son antiespañolas sino también prototerroristas. Y en medio de todo este caos emerge la figura o más bien la piltrafa del “susodicho” este “entrañable” y deleznable personaje que cabalga por sus respetos en el páramo español, valga la redundancia, a lomos de su triste penco pero con porte y tono engolado de fantoche de feria.,

Pues bien, ruego a Vuecencia que mantenga la calma ante lo que tengo que comunicaros, el "susodicho" va a dar una conferencia, pero esto no lo es peor, estoy seguro que pensareis como yo, que lo más lamentable es que haya encontrado a alguien lo suficientemente descerebrado como para permitirle declamar en público. No Sire, aún hay algo más terrorífico, la temática de la misma, es… el Amor. Me resulta increíble.

La Patria, España, se ha convertido en un circo, apestoso, carnavalesco, decadente y triste donde el primer zumbado que quiere puede hablar en público, sobre un tema como el Amor, algo sublime, tierno, íntimo, absoluto. Desconozco, como enfocará este sujeto su conferencia, me temo le peor. Pero la razón de esta misiva a vuestra augusta persona es para que aviséis al Viejo Lobo, nuestra primera y última defensa ante el izquierdismo relativista español, que no acceda a la descabellada propuesta del “susodicho” para presentarlo en el citado evento. Estoy seguro que el Viejo Lobo, como persona cuerda que es no aceptará esta oferta.

Pero veo con temor como nuestro “susodicho”, envalentonado sin duda alguna por estas jornadas festivas, esta crecido y lo he visto en su casa frente a un espejo declamar con dramatismo su lamentable fabla, con ese tono aburguesado y reaccionario que sin duda conocéis.

Me dijo el otro día el “susodicho”, que el amor en sus distintas vertientes espirituales no tiene secretos para él. Que todo esto no más que un teatrillo infecto, que no llega a la categoría de sainete, poblado de patéticos personajes que se creen lo contrario, salvo el mismo, que se sabe bufón y alabardero simultáneamente en esta tragicomedia lamentable.

Me decía, Sire, que el mismo era un pseudoreflejo turbio de la miserable realidad sentimental que caracteriza a los novillos y tordas de baja ganadería que conforman la sociedad española y que todo ello tendrá como consecuencia  en un plazo muy corto de tiempo la desaparición de España.

Decía el Maestro Josep Pla que se sentía empequeñecido ante la realidad, tenía toda la razón del mundo y más viendo a nuestro “susodicho” surcando los parajes contemporáneos de la Patria con el mismo empaque que la entrañable cabra de la Legión, que como Vuecencia sabe siempre va delante de la tropa trotando de lado, con la mirada perdida, y tratando de que los bizarros legionarios no la pillen.

En fin Sire, avisad al Viejo Lobo, y si este es partícipe de todo este disparate, iremos a lo seguro, llamaremos al Gran Viejo Lobo que empezará a repartir Hostias a dos manos.

Seguid con salud.

Saludos E.





jueves, 17 de diciembre de 2015

DON LAUREANO EN CAMPAÑA.



Querido S:

          Como Vuecencia sabe nos encontramos en campaña electoral, la verdad es que me no me interesa el resultado de las elecciones, soy asocial, ateo, melancólico, pero sobre todo español y valencianista. En estos días, previos a la Navidad, veo a la chusma abarrotando las calles y las tiendas en vez de rezar por los  impuros, como yo, para salvación de sus múltiples flaquezas y pecados.

          Por supuesto  el populacho, con una inteligencia a mitad de camino entre mico de feria y jumento de campo, sería incapaz de rellenar el crucigrama del Marca, por eso ya no hay ningún periódico que lleve pasatiempos.

          Ahora lo que le interesa a la chusma es la tele, en eso tiene que ver bastante los largos años de brillante ejecutoria de nuestro Caudillo Franco. Desgraciadamente a su muerte nos lego un país pleno de mariconismo espiritual y torpeza mental. Pero sin embargo uno ve con un extraño y  triste entusiasmo, que las ideas del Generalísimo han triunfado porque los principales partidos a los que la corrala va a dar sus votos siguen la máxima de don Laureano López Rodo “si un español tiene un millón de pesetas en su cuenta corriente le dará lo mismo el régimen político que mande”.

          Los pastores que aspiran a llevarse el voto de esta manada prometen dinero por no trabajar, luz y agua gratis, no pagar IRPF si te jubilas más tarde, etc, así es como esta escoria lucha por conseguir el voto de la turba, el populacho el vulgo. En fin Sire son franquistas y no lo saben, pero no se lo digamos dejemos que este circo de tres pistas siga su patética función.

          Decadentes bufones de feria que en campaña mueven su colita para general deleite de las clases inferiores que ríen sus estúpidas gracias y, todo muy español, acuden en auxilio del vencedor y hacen leña del árbol caído.

          Pero lo peor, Sire, aún esta por venir, el “susodicho” dice que va a votar, en primer lugar tengo que denunciar en esta apestosa y patética plaza pública que es la blogosfera, que insto a las fuerzas del Orden a que detengan a este insensato antes de que ponga sus sucios reales en cualquier colegio electoral.

          Veréis, Vuecencia, el “susodicho” se encontraba la otra tarde jugando la partida en el casino, con el cura, el boticario y el oficial de la Guardia Civil. Ya sabéis que el susodicho, tan aficionado a la opera bufa, aunque lo que termina representando es un sucio espectáculo de guiñoles patanes, le gusta recrear esa estampa tan deliciosamente decimonónica en el que las fuerzas vivas de la comunidad están sentadas en la misma mesa.

          Como os digo Sire, el “susodicho” ni siquiera en presencia de personas tan respetables como los anteriormente dichos, se abstiene de contar sus sórdidas historias sentimentales, todo ello adornado con unas absurdas acotaciones de sus ideas políticas de inodoro que aún hacen más surrealista la situación.

          El “susodicho” vuelve a votar, vemos con miedo e inquietud que este no sea más que el líder estrambótico y cochambroso que junto con otros muchos de su misma calaña defequen su voto este próximo domingo, en fin que Dios nuestro Señor nos pille confesados, este si que es el fin.

          Seguid con salud.


          Saludos E.



martes, 8 de diciembre de 2015

AMOR MADURO.

Querido S:

Como Vuecencia sabe seguimos con nuestra desinteresada labor evangelizadora, pero sobre todo de infinita paciencia hacia determinadas personas. Bueno la verdad es que en lo referente a lo primero, os tengo que decir que no es más que una forma de impostura, propias de fantoches que no tienen más que decir, de verdad piensa Vuecencia que soy un sacrificado misionero predicando la palabra divina, ni de coña vamos. Todo esta parrafada sin sentido viene a cuento, porque la otra noche invite a mi casa a cenar al “susodicho”, a instancia de mi propia y de mi prole, algo verdaderamente inexplicable, no entiendo como lo aguanté.

El caso es que este sujeto, hizo, hay que reconocerlo una amplia y brillante disertación comparando el amor juvenil con el amor madura.

Decía este descerebrado, que al amor juvenil es más verdadero, cuando uno se declara a su amada, además del componente sexual, lo que predomina es una mayor sinceridad y por decirlo de alguna manera, más pureza de sentimientos. En cambio en el amor maduro, todos quieren vender su mercancía, son fantásticos padres o madres, los mejores en su trabajo, fuertes ante los embates de la vida, virtuosos y virtuosas (ja,ja) en las artes amatorias, vamos la polla de Camboya. Con sinceridad creo que todo lo que decía “el susodicho”, estaba relacionado con sus propias experiencias, el mismo en un aparte de la velada y cuando ya había dado buena cuenta de cuatro copas de un vino tinto de Fuente la Higuera, me dijo que todas las mujeres que había conocido últimamente a través de las perversas redes sociales respondían a ese estereotipo. Ved Sire, en lo que ha quedado nuestra maltrecha patria, un montón de vividores, fracasados, tristes, grises, salidos con ansia de practicar la copula con desenfreno pero con nulo espíritu romántico, por decirlo en pocas palabras, unos y unas pobres infelices entrados en años y que no quieren quedarse solos en la vida.

Es el fin, España, va camino, de forma gozosa hacia él con alegría, como esa chusma que llevaba arrastrando en un carruaje sin caballos al rey felón, Fernando VII, mientras gritaban “vivan las cadenas”. Ahora también lo dicen de forma silenciosa, cada vez que encienden su televisión y eligen otro tipo de cadenas.

Seguid con Salud.

Saludos. E.


                                               



jueves, 3 de diciembre de 2015

HOMILIA EN BLACK FRIDAY.

Querido S:

Como Vuecencia sabe el pasado fin de semana asistí a un gozoso acontecimiento familiar. Dicho evento coincidió de soslayo con el llamado “Black Friday”, esa estúpida costumbre norteamericana que la bazofia popular y con derecho a voto ha adoptado, para realizar las compras prenavideñas.

Reparad Sire, en esta chusma, copian a los americanos los viernes y los domingos toca manifa antiyanki, patética gentuza, ignorante, sectaria, intolerante, pero lo peor de todo hipócrita. En contraposición a todo esto, se me presentaba una boda familiar, como bien sabéis, soy un pérfido ateó en busca de alguna deidad, llegado a este punto me da lo mismo divina que humana. Por eso cuando asisto a estos conciliábulos, no me pierdo una misa. Os voy a justificar mi asistencia a ella a pesar de mis no creencias, aún espero encontrar una en la que el cura cumpla con su obligación y más en una boda, que es amenazar a los contrayentes con el fuego del infierno si vulneran las “sagradas normas” del matrimonio cristiano.

Así es Sire, igual que cuando se entra un club, nos comprometemos a cumplir sus normas, cuando uno se casa por la iglesia el oficiante, sacerdote, cura, vamos el que corta el bacalao en la ceremonia tiene que decir que caerán las penas del infierno sobre aquellos que vulneren la Ley de Dios. Pero esto ya no se hace así, ¿como no va a crecer el número de ateos?, por eso se pierde la Fe, siempre tiene que haber una instancia superior que dicte las normas, el comportamiento no sólo externo sino también dentro de las familias y las parejas.

El oficiante en cuestión se marco unos palabros empalagosos, cursis, mezcla de una versión edulcorada de la gran película “Emmanuel”, con la que tanto disfrutamos en una precoz adolescencia, una visión luterana de “Siete novias para siete hermanos” y el bacanal final de cualquier programa de telebasura. En fin Sire, me sentí decepcionado y triste por la falta de talento del diácono, y es que ya no hay curas como los de antes sin barba, vestidos de negro, con alzacuello, incluso alguno con boina, no me quiero emocionar recordando a aquellos sacerdotes de antaño, que podían acojonar al más pintado cuando decía que si pecabas te esperaba lo peor de lo peor. En fin vaya mierda.

Y para rematar la jornada, uno que intenta integrarse, que siempre se implica en cualquier celebración familiar, danzando portentosas melodias que nos puedan conducir a las cercanías de alguna fémina despistada, que en un momento de debilidad pueda sucumbir a nuestros encantos, de nuevo Sire fracase en todo ello . En fin como dirían nuestros Maestros Escolásticos, “otra boda sin follar”. No quiero seguir con este amargo escrito decadentista contando un nuevo fracaso en mi búsqueda del Amor, afortunadamente para Vuecencia, sois dichoso en ese aspecto. De todas maneras debéis de saber que como español de bien y patriota de pro, no cejare en mi empeño de encontrar esa Dama que cure nuestras heridas y seque nuestras lágrimas en estos momentos de zozobra para nuestra Patria.

Seguid con salud.
Un abrazo. E.



viernes, 27 de noviembre de 2015

LA BRONCA.


Querido S:

Me siento orgulloso cual brioso legionario o cualquiera de los héroes de nuestra sagrada historia, de tener los amigos que tengo, pocos, que nunca son ni conocidos ni saludados como decía el Maestro Josep Pla, pues de estos hay a montones. El caso es que el Príncipe ha tenido a bien pegarme una buena bronca, dura, sin ambages, sin excusas, sincera, austera, dura en el contenido y no en las formas, vamos como una buena hostia, y como solo lo hacen los amigos de verdad, aquellos a quienes entregamos nuestros secretos, comentarios, tristezas, alegrías, pero sobre todo, y la principal razón por la que son nuestros amigos, nuestra confianza.

Ya veis Sire, una buena bronca, más que bronca amonestación, observación profusa, y que me acalló. Cuando alguien te pone en solfa de esa manera, es porque es de verdad tu amigo, le importas, quiere saber como estas, no quiere que seas como esa bazofia que nos rodea, porque esa bazofia no le importa nada, pero su amigo, en este caso yo, sí. Ya sabéis, que en nuestra Patria abundan, los sectarios y los gilipollas, yo modestamente pienso que lo que abundan es una mezcla de ambos, porque en España el sectarismo y la gilipollez son transversales, como diría un cursi. Desde hace años me he dado cuenta que en menor medida yo era uno más de esa gentuza por eso lo he intentado corregir. La forma es muy sencilla reconociendo no sólo los méritos de los nuestros, sino también de los ajenos, no sólo eso, pienso que se aprende más de estos últimos, los ajenos, y afortunadamente mis amigos pertenecen a ese grupo, de quienes discrepo en lo accesorio, es decir lo más abundante, pero coincido en lo esencial. El Príncipe, o el Viejo Lobo, son esos ajenos de los que nunca nos cansaremos de aprender.

Pero a pesar de ser parecidos no son iguales. El Príncipe sería más prosaico, pero también con un toque de amarga espiritualidad, que le hace leer lo que nadie lee, e interesarse por lo que nadie se interesa, a pesar de ser lo verdaderamente interesante. En cambio el Viejo Lobo, arma un desconcertante discurso, a mitad de camino entre un Mesetario resabiado y un provinciano ávido de tener más conocimientos, todo ello para esconder su brillantez entre la manada de mediocres que le rodea.

De cualquier manera Sire, os tengo que decir que llegado este punto mi desquiciado cerebro ha llegado a la conclusión que mis dos amigos tienen más puntos en común que otra cosa, capaces de rapsodar de forma brillante cualquier fábula relacionada con los acontecimientos diarios, coloreando una realidad gris, fijando su ojo escrutador en detalles de los que ninguno nos damos cuenta. A lo que único que puedo aspirar es a escucharlos y que alguna gota del infinito torrente de sabiduría que caracteriza a ambos me moje aunque sea levemente, porque aunque sea egoístamente quisiera que ambos fueran inmortales, para que como decía David Gistau del Maestro Umbral, exista esa realidad saludable que esta ahí para que ellos la cuenten.

Seguid con Salud.

Saludos E.