miércoles, 7 de abril de 2010

LA TRISTEZA DE UNAMUNO


En este país llamado España,uno de los principios que rige es que si no estas conmigo estas contra mí.Así por ejemplo,si criticas los desmanes producidos en la zona roja (que no republicana)durante la guerra civil o los que ocurrieron en la zona nacional te acusaran de facha o rojo según convenga.Para mí la II República fue una oportunidad perdida,para conseguir que España se modernizase y se homologase con las otras democracias europeas,mucho antes de 1978,pero sin embargo no fue así.Los españoles demostraron que no querían eso,querían no sólo la derrota sino también la aniquilación del enemigo,es decir del que no pensaba como él.Hoy en día gracias al demente de la Moncloa,ese sentimiento que anidaba en el fondo del corazón de muchos españoles,se ha vuelto a poner de manifiesto,afortunadamente no de la misma manera que en 1936.Como iba diciendo,la República fue una oportunidad perdida,su llegada en 1931 fue saludada,jaleada y más que bienvenida por los principales intelectuales españoles,que en su mayor parte se sintieron decepcionados al poco tiempo.Uno de estos intelectuales fue Miguel de Unamuno,republicano y socialista,que además fue destituido como decano de la Facultad de Filosofia de la Universidad de Salamanca durante la dictadura de Primo de Rivera,siendo desterrado a Fuerteventura por sus críticas al general,con anterioridad fue condenado a varios años de cárcel (que no llegó a cumplir) por injurias contra Alfonso XIII.Pero sin embargo cuando se produce la sublevación militar de julio de 1936 apoya a los militares golpistas.Pero,¿como es posible eso?,precisamente un republicano de pro,la respuesta es muy sencilla,todo era un caos,no había orden,la autoridad era inexistente,esa República por la que había luchado Unamuno no era un régimen democrático,era una dictadura comunista-estalinista.Pero sin embargo la feroz represión del bando nacional en la ciudad de Salamanca,donde gran cantidad de personas simplemente por ser de izquierdas o simpatizar con esta son detenidos o fusilados,acaba por sumir a Unamuno en una gran tristeza.Evidentemente en ese momento el escritor no volvió a ser partidario del mal llamado "bando republicano",se dio cuenta de que se había equivocado también poniendo sus esperanzas en los militares sublevados.Y es aquí donde voy,mucha gente coge el Unamuno que le conviene,unos al defensor de la República,aunque esa República que él defendía no era ni marxista ni comunista y otros cogen al Unamuno que apoyo al bando nacional,aunque el tampoco era fascista.Simplemente creía en el orden,algo que había desaparecido de España desde la proclamación de la República.Están equivocados,Unamuno no estaba ni con unos ni con otros,estaba harto de unos y de otros,el célebre incidente con Millan Astray en la Universidad de Salamanca en el que dijo aquello de "venceréis pero no convenceréis",se produjo pero no dijo esa frase.Sería mancillar ss memoria querer convertir su figura en algo que no fue.Y ahora estamos igual,se sigue eligiendo bando, en la guerra más indigna de la historia de España,porque ganase quien ganase perdíamos todos.No fue una lucha de la democracia contra la dictadura,sino del fascismo contra el comunismo.Si hubiera vencido el bando rojo,además de matar a los vencidos,se habría ejecutado también a personas como Manuel Azaña,Julian Besteiro,Alcala-Zamora,etc.España hubiera sido una dictadura comunista.Por ello es inadmisible que ahora personas como Santiago Carrillo digan que ellos luchaban por la democracia,es mentira,aunque por supuesto eso no borra los asesinatos y ejecuciones del franquismo en la postguerra,crueles y condenables,en fin todo una absoluta mierda,y en la actualidad aún hay miserables que eligen bando algo verdaderamente repugnante,y más teniendo en cuenta los años que han pasado,pero viendo la actitud de políticos,gili-intelectuales y demás escoria entiendo como los españoles hace más de 70 años nos liamos a tiros.Un claro ejemplo de eso es cuando unos critican la sublevación militar de 1936 pero no la insurrección armada de 1934 por parte de partidos y sindicatos de izquierda (con honorables excepciones como don Julian Besteiro),y al revés,en fin mientras eso siga así esto seguirá sin tener arreglo.
La barbarie es unánime. Es el régimen de terror por las dos partes. España está asustada de sí misma, horrorizada. Ha brotado la lepra católica y anticatólica. Aúllan y piden sangre los hunos y los hotros. Y aquí está mi pobre España, se está desangrando, arruinando, envenenando y entonteciendo...


Miguel de Unamuno 21 de noviembre de 1936,poco antes de morir.

3 comentarios:

Fernando dijo...

"No es esto, no es esto", agonizaba Ortega y Gasset poco antes de que nos liáramos a tiros.
Empiezo a dudar que alguna vez cicatricen las heridas.

EL FRANCOTIRADOR dijo...

Es muy triste.Pero yo me sigo sintiendo republicano,aúnque cuando oigo a algunos que también dicen serlo me pongo a temblar.

Fernando dijo...

Creo que vivimos en una república con un jefatura de estado hereditaria. Sin más. Como otros países de nuestro entorno.