sábado, 6 de marzo de 2010

LA PLAYA DEL PUIG Y DE CANET.


Me gusta el mar y la playa,pero me gusta más en invierno y en otoño,es decir antes de que llenen de gente y no puedas estar tranquilo,por supuesto también me gusta disfrutar de ella en septiembre,que es lo que normalmente hago en
LA PATRIA,en esa época del año aún hace buen tiempo y ya no hay tanto gentío como en verano.El caso es que durante el resto del año,aprovechando que las playas del Puig y Canet están apenas a diez minutos en coche de Valencia,siempre hago una pequeña escapadita para dar un paseo tranquilo en ellas.Desde luego no lo hago para reflexionar,eso es pedirme un imposible,sino simplemente para relajarme.La playa en invierno y en otoño es un lugar muy tranquilo y sosegado y sí además llueve,un poco por supuesto,aún tiene un mayor encanto,bueno y si encima te sacrificas y madrugas un domingo,aunque sea de los pocos días de la semana en que se puede descansar,el paseo matutino si cabe es más reparador.Me gusta el mar porque me da una sensación de tranquilidad,que durante el resto de la semana no tengo.Creo que me costaría adaptarme a un lugar de interior,necesito ver el mar,cuando he viajado al Norte,también me he quedado embelesado viendo sus costas,aunque sus aguas no tengan la claridad del mar mediterraneo.


CODA:la primera foto es de la playa de Canet y la segunda del Puig.

2 comentarios:

Fernando dijo...

Tengo la playa en otoño y en invierno a unos escasos cientos de metros, y ni la piso.
Sin embargo, recalo cada año en la playa de Gandía en pleno agosto (imagínate).
Cosas de tener dueña a conciencia.

EL FRANCOTIRADOR dijo...

Te recomendaría la cala del Portet,en cualquier época del año menos en verano (la foto de la cabecera es precisamente esa cala).