lunes, 8 de febrero de 2010

LA HORA DE LOS PATRIOTAS.



PATRIOTA:Persona que ama a su patria y se esfuerza por lograr su bien.Diccionario de la Lengua española (2005).
Para mí la bandera de España no es un trapo,ni la palabra patriota una expresión hueca.La patria esta atravesando por unos momentos difíciles,en lo económico,en lo social y por ello en lo político.Y es precisamente en los momentos en que un país se encuentra en sus horas más bajas,cuando aquellos que lo quieren y desean lo mejor para él tienen que dar la cara.Aunque pueda parecer una ilusión, porque actualmente en España tenemos un presidente del gobierno que es un tonto,y un líder del principal partido de la oposición que es un mediocre.Evidentemente es peor un tonto que un mediocre,pero yo no pienso elegir entre ambos al menos malo.Siento un enorme desasosiego viendo un jefe del ejecutivo como Jose Luis Rodriguez Zapatero,cuya torpeza,ignorancia e incluso mezquindad tiene como consecuencia que el Gobierno no ponga en práctica las medidas adecuadas para superar la crisis.También me produce una gran tristeza el presidente del PP,Mariano Rajoy,lo único que desea es llegar al poder,viendo como el gobierno se desgasta,sin saltar a la palestra y proponer un pacto de gobierno,para que los dos partidos nacionales más importantes unan sus fuerzas para sacar a España de la situación en la que se encuentra.La realidad es así de triste,pero no se por qué aún sueño,con que patriotas de izquierdas y de derechas,den un golpe sobre la mesa y se rebelen contra las jerarquías de sus partidos,que piensen más en la patria que en sus miserables intereses como gremio político.Pienso en españoles como Jose Antonio Primo de Rivera o Julian Besteiro,que desde sectores políticos muy diferentes,siempre buscaron lo mejor para España,hoy mi patriotismo supera a mi mala leche habitual,pero es porque aunque como siempre despotrique contra este país,siempre me sentiré orgulloso de ser español.

1 comentario:

Fernando dijo...

Es que España duele. Y duele (con perdón) un huevo.