miércoles, 23 de diciembre de 2009

QUE SE LO QUEDEN.


Hace unos días el presidente de Greenpace España y otros tres más,chusma de similar calaña,irrumpieron en el Palacio Real de Copenhague durante la cumbre contra el cambio climático.La verdad es que el aspecto físico de Juan Lopez de Uralde (así se llama este personajillo),es más bien orondo,es decir gordo,vamos que no es que siga una dieta lo que se diría en llamar sana y equilibrada.La mugre progre de nuestro país esta cariacontecido porque el juez danés,porque allí los jueces no son desde luego como los de aquí,ha alargado hasta el máximo el plazo que la legislación danesa permite para la detención antes de pasar a disposición judicial.Se barajan penas de hasta 6 años de cárcel,porque desde luego irrumpir como un elefante (nunca mejor dicho) en una cacharreria en la residencia oficial de la reina de Dinamarca,no es lo mismo que escupir en la calle.En eso como en otras cosas Dinamarca es muy diferente a España,aquí por ejemplo se puede pitar al himno nacional y al jefe del Estado sin que pase absolutamente nada pero allí no.Desde luego visto lo que esta ocurriendo con algunos compatriotas que hacen el gamba fuera de nuestras fronteras se tendría que crear en la administración española una secretaria general de "CAPULLOS ESPAÑOLES EN EL MUNDO",con rango de Dirección general por supuesto, y así atender a cooperantes gilipollas que se adentran en territorios hinóspitos y peligrosos a repartir no se sabe qué,a pescadores que no llevan la bandera española porque se sienten más vascos que españoles,pero cuando son secuestrados piden que el Estado español los libere y así podríamos seguir,capullos que se van de acampada al Himalaya sin ir bien pertrechados.La verdad es que pido disculpas a los pobres daneses por tener que aguantar al pesado este de Greenpace,pero por favor que se lo queden,aunque solo sea por pesado que lo incomuniquen,además como buen progre estoy seguro que estar en estas fechas navideñas fuera de casa no le supondrá ningún inconveniente.¡LA OSTIA QUE PESADOS GILIECOLOGISTAS!.

1 comentario:

Fernando dijo...

En efecto, en España empieza a estar permitido hacer cualquier cosa, como irrumpir en un Palacio Real o en donde a cualquier tolili le dé la gana. O, si no está permitido, no hay consecuencias, que viene a ser lo mismo. Y claro, el personal piensa que en el resto del mundo pasa lo mismo.
A comer turrón danés (ese sí que será el peor castigo).