jueves, 8 de octubre de 2009

EL ENCANTO DE LAS MUJERES CON CAMISA DE HOMBRE.


Una de la imágenes que siempre me han producido una sensación especialmente agradable es la de ver a una mujer enfundada en una camisa de hombre.En las ocasiones en que he tenido la oportunidad de vivir una situación semejante me sentido muy feliz,porque a la amada (como diría Albert Boadella) siempre le sienta bien hasta la peor de nuestras camisas que en nuestro torso no solo no luce sino que desluce,sin embargo en el cuerpo de "ELLA",adquiere una luminosidad deslumbrante,la hace si cabe más encantadora y hermosa y da sentido a este mundo gris y sin alicientes.Personalmente he vivido escenas como esta, menos de lo que me hubiera gustado,pero aún así me siento muy feliz de haber asistido y sobre todo haber experimentado una sensación como la antes mencionada,siempre me remito a la frase mítica para mí,del maestro Julian Marias hablando de la esposa de Miguel de Delibes,creo que se ajusta como anillo al dedo en este caso,cuando ves a la mujer que quieres así,sientes si cabe aún más que su sola presencia "aligera la pesadumbre del vivir".Por ello al cabo de los años me sigo haciendo la misma pregunta ¿por qué a las mujeres les sienta tan bien las camisas de los hombres?

3 comentarios:

El Subdirector del Banco Arús dijo...

Pues yo las prefiero con un vestidito y tacones.

EL FRANCOTIRADOR dijo...

Según la ocasión si por supuesto

Fernando dijo...

Y no sé si has podido verla con uno de tus pijamas, al sol de la mañana, Francotirador. Entonces, como dijo un sabio, es que ya has vivido lo que tenías que vivir.
Magnífica entrada.