miércoles, 18 de febrero de 2009

ROJO CONTEMPORANEO.


Nuestro entrañable ministro de Justicia,representa la imagen de nuestra progresia,es decir discurso de izquierdista mediático y actitudes en la linea del mas rancio y cutre facherio.En los mítines de la campaña electoral de las generales despotrica contra el franquismo y la derecha,y dice que lucharon contra los padres y ahora luchan contra los hijos,lo cual también demuestra su caracter esquizofrénico,habida cuenta que el propio Fernandez Bermejo es hijo de un capitoste local de Falange (pobre Jose Antonio si levantara la cabeza).Pero sin embargo lo que ha quedado más que patente en los últimos días,con la información sobre las peripecias cinegéticas del ministro y del Juez Garzón (otro que tal baila),es que en España se puede hacer lo que se quiera sin que nadie dimita ni le hagan dimitir.Tanto que admiran a Obama estos progres,tendrían que aprender,algunas de las personas elegidas por el nuevo presidente de Estados Unidos para ocupar puestos en su gabinete han renunciado directamente a ellos bien porque estaban siendo investigados en causas judiciales o porque no habían pagado de forma adecuada sus impuestos,vamos igualito que aquí,porque desde luego en España no pasa nada,un presidente del gobierno como Rodriguez Zapatero,puede reconocer que ha mentido e indirectamente demostrar que su propio ministro del interior también ha mentido cuando dijeron que después de los atentados de la T4 ya no negociaban con ETA,cuando en verdad si que lo hicieron y luego llegan las elecciones y la chusma les sigue votando,en fin tenemos lo que nos merecemos presidentes mentirosos y ministros macarras.

4 comentarios:

No a todo dijo...

¿Viste el otro día al ministro japonés que dio una rueda de prensa con jet lag y una copita encima y dimitió?

Aquí no podemos ni soñar con que dimitan ante casos tan escandalosos como los que vemos día tras día.

Así nos va.

Un saludo.

Txiripitiflautiko dijo...

España se asemeja cada vez más, en el comportamiento de políticos y jueces a una república bolivariananera.

El francotirador dijo...

Alo he oido sobre ese ministro,aquí ni hasta arriba de orujo.Un abrazo.

nika dijo...

¿Y qué quieres? La España cañí es lo que tiene, que se identifica con el señorito y sus cacicadas.

Luego dicen que baja nuestro Producto de Interior Bruto ¡Jo! Pues yo creo que tenemos unos cuantos millones..., pero bruto, bruto :-P

saludos