domingo, 16 de noviembre de 2008

PUNTO POR PUNTO.


No pensaba escribir ninguna entrada más pero como siempre tengo la puta costumbre de leer al cabrón de Perez-Reverte,pues pasa lo que pasa,que retrata de forma simple,gráfica y brillante muchas de las cosas que yo pienso,especialmente en este artículo ,pero aún con más mala leche y de forma más brillante que yo,estoy seguro que le van a caer palos por todas partes.Pero esto es así, país de mierdecillas,donde los delincuentes salen de la cárcel sin problemas,donde el primer mierdas que llega de fuera sin oficio y sin beneficio campa en las calles por sus respetos de gorrilla o de lo que se tercie y el pobre ciudadano que paga sus impuestos se jode,donde solo se respeta al fuerte y se maltrata al débil,donde dos niñatos cabrones le pegan fuego a una indigente,y son condenados apenas a 17 años de los cuales no cumplirán ni la mitad,donde lo mejor de la naturaleza humana dejo de existir hace tiempo o fue amilanado entre la indiferencia de la chusma ciudadana,eso es lo que somos,una mierda.Suscribo punto por punto lo que dice el cabrón de mi admirado Perez-Reverte,eso y dos huevos más.

7 comentarios:

Javier Ayanotna dijo...

Es realmente brillante y revelador el artículo de Reverte.A pesar de su antifascismo (nadie es perfecto) hay que reconocer que es uno de los pocos escritores españoles independientes y con los cojones en su sitio.

Al Neri dijo...

Pese a lo que decís Javier y tú (Reverte es efectivamente un cantamañanas al que jamás le podremos perdonar las mierdas que hizo en la tele ni la forma de vender sus librillos del Alatriste)me he reído las muelas con este artículo. Ha sido muy gracioso.

Rutasblog dijo...

Con Reverte,Marías y el resto del género humano que le acompañan, lo de dentro de pocos días va a ser sonado. Espero impaciente.

El francotirador dijo...

Ahí le espero y también que lea el artículo de Perez-Reverte verdad y real como la vida misma.

Rutasblog dijo...

Marías ya lo era, pero lo de
Reverte, desde que le han hecho acádemico, se le ha puesto una cara de cura zampabollos tremenda. De todas las maneras que se puede pensar de dos escritores que cuando fallece don Francisco Umbral, maestro donde los hayan, no hicieron aprecio. Yo creo que lo que sucedió los personajes del artículo de Reverte, los reconocieron, con sus caras de estirados y vengaron la memoria de Umbral como éste se merece. Umbral sabí que el pueblo es muy inteligente, incluso el pueblo innigrante.

Natalia Pastor dijo...

Totalmente de acuerdo con lo que dice Arturo.
A mi me pasó algo parecido al salir un dia de la radio,acompañada de mi marido que vino a recogerme, y fue la misma sensación de impotencia.

El francotirador dijo...

Más que inmigrante denigrante.