sábado, 9 de junio de 2012

ESTOY RODEADO.


A pesar de las cosas que se dicen en este blog y de lo que yo pienso y digo ,bueno todo es lo mismo ,no me considero una persona pesimista, más bien todo lo contrario, no sólo alguien de un enorme optimismo sino también de una ingenuidad infinita. Digamos, que soy un optimista ingenuo arrollado por la cruda realidad.

Al final va a resultar que el cabroncete de Franco (bueno Caudillo,como me gusta decir para provocar en determinados ambientes), tenía razón al desconfiar de los españoles, y es que principios como libertad y democracia en nuestras manos es como darle un bisturí a un mono.

El caso es que,yendo al grano,estoy rodeado de gilipollas en el trabajo,y eso que tendría que agradecerles que hayan aumentado mi ego de formar considerable,porque aunque tengo la firme convicción de que mis entenderás oscilan entre el cero y la menos nada, a su lado me siento más listo de lo que soy, me doy cuenta que no soy una persona frustada, ni mezquina,ni miserable, vamos,como decía San Agustin, “si me considero valgo poco,pero mucho si me comparo”.

Hace unos meses decidí cambiar de aires dentro de el lugar en el que trabajo,pasando a otro servicio,mucho más pequeño y con menos gente,en absoluto pensaba en mejorar ni profesional,ni siquiera personalmente,digamos que el ajetreo, pensaba, iba a ser menor, circunstancia que si que se ha cumplido.Pero este nuevo servicio es igual que todos,exactamente idéntico, un desastre de organización,de profesionalidad y también humanamente.Pero sin embargo aquí se da un mérito añadido,y es que esta unidad administrativa es pequeña con lo cual, este desastre si cabe es más inexplicable.

Se repiten las mismas características que se dan en el resto de la administración y de la sociedad española, la mayoría de la gente es basura y, como es el caso, hay una persona que salva. Hacia tiempo que no veía ,en primera fila, una colección mayor de inútiles, vagos, miserables, mediocres y fracasados profesional y personalmente.

Llegado un punto, viendo lo que veo cada día y también los años de experiencia que voy acumulando, el hecho de compartir mi trabajo con esta turba, no es que me lo tome con filosofía sino también con humor, los veo como ese científico que estudia a las ratas de laboratorio con curiosidad viendo sus reacciones ante determinados estímulos. Me hace gracia escucharlos cuando hablan de los recortes y bajadas de sueldos, cuando esa circunstancia no tiene que ver nada con los perros y torpes que son, que han sido y que serán. Como he dicho anteriormente se repiten los mismos clichés que en el resto de la administración, así por ejemplo no es que cada día trabajen menos y peor, sino que además entre ellos mismos no se llevan bien, quiero decir que, como ocurre en muchos servicios de la administración donde hay personas de distintos cuerpos profesionales, hay enfrentamientos entre ellos, por supuesto de forma sibilina y silenciosa, sin dar la cara, pero sin embargo a la menor oportunidad se monta una comida o cena y te miran como si fueras un bicho raro por no ir.

Hace tiempo que pienso que esta política de recortes llevados no sólo por este gobierno sino también por el anterior, ha sido una estupenda excusa para que toda esta chusma que trabaja en la administración (con honrosísimas excepciones, que afortunadamente las hay), pueda esconder su mediocridad personal y su negligencia profesional.

Así que aunque estoy rodeado de tontos y tontas, por todas partes y muchas veces exclamaría ¡DIOS, ESTOY RODEADO!, yo como los monitos, ver, oír y callar.¡ARRIBA ESPAÑA!.

12 comentarios:

El último de Filipinas dijo...

Más te vale que no comentes entre tus compañeros de trabajo que haces un blog.

Anónimo dijo...

No me desagrada su blog, en el fondo la mayoria pensamos como usted, estamos rodeado de gente,como diria un gran amigo mio las malas vibraciones existen. Un saludo.

Anónimo dijo...

Me parece genial, pero en el fondo hay que ser un poco más tolerante. Cada persona es diferente. Un saludo

EL FRANCOTIRADOR dijo...

EL ÚLTIMO DE FILIPINAS:

Afortunadamente no,además creo que lo más profundo que leen es el crucigrama del MARCA.Un abrazo.

EL FRANCOTIRADOR dijo...

ANÓNIMO I:

Me alegro que coincida,pero lo aconsejo que si piensa como yo,intenta pasar desapercibido.Un saludo.

EL FRANCOTIRADOR dijo...

ANÓNIMO II:

Ya lo soy afortunadamente y además tengo una paciencia infinita.Un saludo.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

Gracias por su escrito, estoy muy muy de acuerdo con usted, estamos rodeados de auténticos impresentables y hipocritas. Lo importante es saber pasar y mirar hacia adelante. Un saludo

Anónimo dijo...

Tiene toda la razón, yo soy una persona que trabaja en la administración de cultura y la verdad es que deja mucho de desear,y sinceramente estoy rodeado de mucha chusma. Pero mi lema,intentar vivir lo mejor posible, dentro de este gremio. Un saludo

EL FRANCOTIRADOR dijo...

Suscribo lo que dicen al 100%.Gracias y un saludo.

Candela dijo...

¿y los corritos de pelotaris cuando aparece un jefecillo? :D:D

EL FRANCOTIRADOR dijo...

CANDELA:

Eso es insuperable.